|    Contacto    |    Mapa de sitio      
 
Publicidad

 
Inicio ArchivoDirectorioPublicidad  
   
Número:44 | Fecha: Enero 2006
 




Publicidad


 

 

* Se deben modernizar los contenidos educativos para lograr la inclusión

La discriminación afecta el desarrollo escolar

 

 

Marco Antonio Alcaraz Rodríguez Fotos: Beningo Dávila

De las personas que presentan alguna discapacidad y estudian la educación básica sólo el uno por ciento logra terminar sus estudios universitarios producto de la discriminación.
Así lo señaló el maestro Salvador Flores Vega, coordinador de Desarrollo Social y Comunitario de la Universidad La Salle, en entrevista para El Periódico del Magisterio, quien aseveró que la discriminación escolar para las personas discapacitadas obedece en gran parte a la ignorancia, “pues no tenemos una cultura del respeto, de la inclusión y rechazamos todo lo que es diferente a nosotros”, afirmó.

El catedrático opinó que la falta de programas a nivel educativo sobre la discapacidad es un problema de voluntad, y se resolverá en el momento en que entendamos, como cualquier otra persona, quienes presentan alguna discapacidad, tienen derecho a la educación, derecho a los servicios básicos y a un trabajo digno.

“Es un sector importante para atender y —dijo— al cual debemos involucrar en la vida productiva del país. No hemos tomado conciencia de la importancia de este sector, de la dignidad que tiene la persona con discapacidad y del derecho que tiene a recibir educación”.

Al participar en el coloquio internacional “Visibilizando la discriminación por discapacidad”, convocado por el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), Flores Vega resaltó que no hay responsables de este problema social.

“No podemos decir que hay un solo responsable, creo que esto tiene que ser atendido de manera multifactorial: por un lado están las autoridades educativas, las autoridades de gobierno, la misma ciudadanía tiene que involucrarse en esto, los discapacitados tienen que organizarse para dar a conocer sus necesidades, eso tienen que hacer, un verdadero ejercicio de democracia, de participación ciudadana, en donde todos los involucrados nos sentemos justamente a encontrar las alternativas de solución a la problemática”, indicó.

Durante la entrevista habló del porcentaje de jóvenes que se quedan sin educación por una discapacidad en nuestro país; “es altísimo, realmente nuestra educación, hay que reconocerlo, es todavía muy excluyente. De 100 personas que tienen acceso a la educación básica menos del uno por ciento llega a la universidad”, reveló.

El coordinador de la Universidad La Salle reconoció que el maestro sigue siendo un elemento muy importante para la inclusión de niños y jóvenes en la educación, así como promotor de valores como la tolerancia y el respeto a la diversidad, aspectos que deben ser ejemplo desde las aulas.

No obstante —agregó—, la tarea pendiente es de todos, pues debemos educar en el respeto, en la tolerancia, “desde pequeños debemos saber que una persona con discapacidad, así como una persona que profesa una religión distinta a la nuestra, tiene los mismos derechos, tiene la misma dignidad como persona”.

Concluyó que en este siglo XXI, “el reto que tenemos todos aquellos que estamos en el magisterio, es renovar los métodos, nuestra actitud, ya que a veces la escuela de este siglo se parece en sus contenidos a la del siglo XIX”.

Fecha de publicación: Enero de 2006

 


Nombre:
E-mail

Escriba su comentario aquí:




Periódico del Magisterio.
Calle Avenida. de la República, No. 127, despacho 409 y 410, colonia Tabacalera. México D.F. C.P.06030, Del. Cuauhtémoc.
Tels. 5535-8509 / 5683-2010
Diseño Web: WebLex.com.mx
Menú

Inicio
Índice Enero 2006


Portada Actual